Reside

Santiago Reyes Villaveces, Colombia.

 

Reside by Eugenio Viola
Galerie MLF | Marie-Laure Fleisch Brussels, 2016

 

Junto a su compleja polisemia vinculada a su uso figurativo, el verbo residir (del latín residêne) también indica la elección legal y administrativa de una residencia particular en un lugar específico; O generalmente, denota la elección de una morada fija, o un lugar donde uno permanece por un período más o menos estable. Este último sentido del verbo residir expresa el modus operandi de Santiago Reyes Villaveces para crear esta exposición: tanto su estancia en la capital belga como la especificidad del espacio expositivo determinaron los parámetros conceptuales de su obra.

 

La investigación de Reyes Villaveces se enfrenta a la tradición Neo-Concreta brasileña y al Movimiento Tropicália, específicamente la obra de Hélio Oiticica y Lygia Clark, y la poética del fragmento inspirado por Jorge Luis Borges. Del primero, deriva una sensación de transitividad y precariedad de la obra; De este último, un concepto del fragmento como representación de una estética de las ruinas, interpretada en un sentido no romántico.

 

El medio preferido por el artista es la escultura, de la que explora sus diversas posibilidades, analizando las diferentes categorías y las estructuras físicas de los materiales. Por lo tanto, su trabajo tiende hacia un sistema recíproco, en el cual la relación entre materiales, su forma y colocación en el espacio están desprovistas de cualquier organización jerárquica.Su vocabulario plástico crea un lenguaje minimalista, expresado en lo que el artista colombiano define como una “sensibilidad arquitectónica inmanente / silenciosa”, derivada de las precarias estructuras que forman la rutina diaria de las ciudades que vivió y trabajó: Bogotá en primer lugar y en este Caso específico, Bruselas.

Las ciudades pueden ser consideradas como los sitios de construcción interminables llenos de objetos que expresan una tensión incesante entre su estado residual y estructural. Estos objetos se encuentran en el corazón de la práctica del artista, haciendo objetos trouvées los materiales primarios de su trabajo. En su proceso de creación desempeñan una función transitoria: residuos o fragmentos de construcciones anteriores y una amplia gama de materiales inteligentemente ensamblados, desunidos y simultáneamente elevados al nivel del arte, se utilizan para estudiar las posibilidades expresivas y formales De los objetos, y su interacción con el espacio y la luz.

 

El trabajo de Reyes Villaveces extiende los límites físicos de la materia, desafiando los conceptos de escala, volumen, peso, tensión, gravedad, superficie, resistencia, presión, límites, perspectiva y profundidad. Sus esculturas están representadas por instrumentos singulares y visualmente fuertes que surgen de un cortocircuito entre materia y superficie, de masa y estructura, expresando tanto la síntesis de forma como de proporción que cada obra asume respecto al resto. De esta manera, unos pocos elementos simples, acertadamente posicionados en el espacio expositivo, cuestionan el sentido de percepción, y como activan la relación entre la arquitectura del espacio expositivo, la percepción del espectador y el elemento temporal de la experiencia visual.