Domo

Vanderlei Lopes, Brasil.

 

Capilla de Morumbi, São Paulo, Brasil 2018.
Curador: Douglas de Freitas

 

El artista ha construido una cúpula de arcilla dentro de un edificio emblemático del siglo XVIII, La Capilla de Morumbi.

La «Cúpula» de la Capilla de Morumbi es una escultura de fragmento arquitectónico ideal. Fue construido a partir de elementos basados ​​en tipologías góticas / renacentistas. La elección de los materiales pretende producir fricción entre las imágenes solemnes que evoca la cúpula y un repertorio arcaico y terrenal al que hace referencia la arcilla.

 

El trabajo de Vanderlei Lopes presenta una cúpula y su torre, con un diámetro de 4 metros por 10 metros de longitude y  un peso de 5 toneladas. Está construido de arcilla, madera y hierro, y ubica diagonalmente en el piso dentro de la sala principal de la capilla.
En la sala lateral, dos mesas presentan notas o reflejos en varios papeles, fundidos en bronce y pintados con gouache, grafito y lápices de colores. Es una contradicción en la que la «gran obra» surge de manera ambigua, marcada como ruina, mientras que en las tablas, se presentan bocetos de varios tipos perpetuados en bronce.

 

Una cúpula es una estructura de techo presente en muchas culturas. Este elemento arquitectónico confiere solemnidad, poder e importancia a las construcciones que se encuentran sobre él. Su relación con las «esferas celestiales» agrega dimensiones sagradas a estos edificios.

Para la construcción de «Dome», Vanderlei ha creado una base de doce caras, un número que se refiere al ideal de perfección y a las diversas formas de estructuración adoptadas por la humanidad para organizar el tiempo, como las doce horas del reloj, de el día o la noche, los doce meses del año, etc.

 

Texto curatorial de Douglas de Freitas:

1 – DOMO
La palabra DOME se origina en el latín dŏmus, que significa habitación, pero la palabra latina en sí tiene un pasado más lejano. Su origen proviene del latín medieval, de la expresión domus episcopi, que significa casa del obispo o catedral. En la arquitectura, las cúpulas son el toque final, los edificios que producen internamente las cúpulas. DOME es también el nombre de la instalación que el artista Vanderlei Lopes ha diseñado para ocupar la Capilla Morumbi.

La pieza, incrustada en la nave de la Capilla es análoga a una BODEGA DEL Renacimiento ideal en escala real, ejecutada en 12 partes iguales de arcilla, con un total de cuatro metros de diámetro por casi diez de longitud.

 

2 – La caída
El DOME de Vanderlei Lopes está caído. El derrumbe de la pieza, además de explicar un tiempo fuera del eje, también menciona la condición de un artefacto arqueológico, un objeto de valor cultural para la humanidad que se conservará, como la Capilla de Morumbi, catalogada como un hito histórico.
La caída del DOME trae el cielo a la tierra, convierte la divina cúpula en un agujero oscuro

 

3 – Tríada
La idea de una tríada impregna la obra, no solo por la religiosidad que le impone su propia arquitectura -aunque no está consagrada, la arquitectura de la Capilla atribuye el simbolismo al espacio- sino también los adornos presentes en el DOMO. y por la disyunción de los tiempos presentes allí. El siglo diecisiete se estrelló contra la tierra y la intervención de Warchavchik realizada en la década de 1940 ahora alberga, en una escala comprometida, un tercer elemento, de una tercera vez.

 

4 – Herencia
El trabajo de Vanderlei Lopes constantemente pone a prueba la tradición cultural, intelectual y artística. Los procedimientos utilizados, así como las formas y definiciones de los proyectos, cuestionan la tradición establecida, ya sea en el ámbito del arte, la cultura, el mercado o la vida misma.

 

 5 – Bancarrota
La caída, citada aquí en el ítem 2, va más allá del problema patrimonial y la caída física del DOMO. También apunta a la quiebra de ciertas ideologías y valores, como los del Renacimiento que dio origen al DOMO, entre muchos otros que se presentan todos los días y que rápidamente se deprecian y se convierten en ruinas, a menudo antes de que se consoliden o incluso existan. .

 

6 – Arquitectura
En contacto directo con la Capilla Morumbi, el carácter arquitectónico de la DOME se hace explícito. Justo en la entrada, se puede ver el ajuste de la base, en 12 estructuras de madera que rodean la cúpula ahora convertida en un agujero. Entre las rupturas en la superficie de la arcilla es posible notar, con un poco de atención, líneas estructurales internas. Y al entrar en la capilla, hasta encontrar la punta de la torre, se ven los adornos y las torres dibujadas de su cara exterior. Su superficie, similar en color a la de la Capilla, le da ligereza a la DOMA, y casi la camufla en las paredes en un movimiento dudoso de pertenencia y extrañamiento.

 

7 – Escala
El cuerpo construye la escala del trabajo. La arcilla da dimensión del cuerpo, de la piel. Desde la entrada nos vemos dentro, tragados por el agujero que la cúpula creó en el otoño. Visible solo en diseño, ya que su posición en el espacio no permite mirar desde grandes distancias, la cúpula caída y la torre tienen la forma de un nervio óptico.

Pero el domo obstruye la vista. Desde afuera del espacio se puede ver el interior de la Cúpula, y desde el interior de la Capilla se puede ver el exterior de la misma. No hay una vista completa.

 

8 – Escultura como excavación
El acto primordial de la escultura es excavar, eliminar la materia para dar forma. El DOMO aparece aquí como una escultura forjada por la arqueología, que parece haber estado en la Capilla desde los tiempos más antiguos, que se encontró junto con las paredes excavadas en la tierra. Su superficie de arcilla agrietada confiere tiempo al DOMO, se asemeja a la tierra apisonada, y la superficie del DOMO se aproxima aún más a las texturas de las paredes de arcilla de la Capilla.

 

9 – Objeto en proceso
DOME se construyó como un experimento de observación. No es que no tenga un valor en sí mismo como resultado final, pero su objetivo no está solo en el objeto, sino en la experiencia de construcción. Es para construir como un dibujo, o mejor aún, para construir como un boceto, como un esquema.

 

 10 – Proyecto como fin
Si la escultura tiene un carácter de proyecto, sus proyectos se convierten en escultura. En el baptisterio, un anexo a la nave central de la Capilla, Vanderlei presenta dibujos en notas de observación y el proceso de construcción DOME. Estos dibujos de varias formas ahora están fundidos en bronce, convertidos permanentemente. Ellos son lo que queda de DOME.

 

11 – Decepción
El engaño es otra constante en el trabajo del artista. Lo que parece dibujado sobre papel es una escultura de bronce, y lo que parece un fragmento de arquitectura encontrado en una excavación arqueológica es la escultura del artista. El engaño aquí es forjar tiempo y materia.

 

12 – Perfección
El número 12 que aparece enredado en este proyecto simboliza la perfección en diversas culturas y religiones. La perfección aquí tiene un valor casi mítico; no es por el bien hecho o bien terminado, sino por un cierto aura que caminar a través de estos 12 pasos se construye en el trabajo, y eso se muestra en sí mismo. El DOMO de Vanderlei Lopes presupone un paso final, una posible conversión en bronce que lo transmutaría en luminosidad interior y resistencia sin … por lo que ya no es un proyecto y estudio para convertirse, como en un milagro, en constancia y permanencia.

 

* las expresiones y palabras que componen esta lista fueron extraídas de los cuadernos del artista