AMANHÃ HÁ DE SER OUTRO DIA

Studio Iván Argote, Paris, Francia – 2020
Fotos: cortesía de Sofia Lanusse

La exposición, compuesta por más de 20 artistas de brasilerxs establecidos en Francia, toma como punto de partida la alarmante situación política de Brasil respondiendo colectivamente para expresar su descontento con las políticas de Bolsonaro en contra de la cultura, los derechos humanos y la naturaleza. «AMANHÃ HÁ DE SER OUTRO DIA » estuvo acompañada de una serie de conversaciones y debates en los que se trataron temas como la deforestación de la Amazonia y la persecución de líderes sociales, entre otros.

Esta muestra esta expuesta en el estudio del artista colombiano Iván Argote, el cual dispone de un espacio para exhibición de trabajos y proyectos de artistas latinoamericanxs y francesxs, creando puentes entre ambas escenas culturales.
El programa está dirigido y curado por Sofía Lanusse e Iván Argote, en colaboración con curadorxs independientes y diferentes instituciones.
«AMANHÃ HÁ DE SER OUTRO DIA» es una iniciativa de Sandra Hegedüs fundadora SAM Art Projects; «Quería que esta exposición diera voz a lxs artistas brasileñxs que, como yo, a pesar de vivir lejos de su país natal, siguen muy afectados y extremadamente preocupados por la dramática situación de Brasil. Estamos completamente involucradxs» explica.

Participan lxs siguientes artistas: Anna Torres, Bianca Dacosta, Elian Almeida, Juliano Caldeira, Lyz Parayzo, Lucas Kröeff, Isadora Soares Belletti, Gabriel Moraes Aquino, Wagner Schwartz, Romain Vicari, Rodrigo Braga, Randolpho Lamonier, Liliane Mutti, Julio Villani, Daniel Nicolaevsky Maria, Joana Zimmermann, Daniel Zarvos e Iván Argote.

Texto de Sofia Lanusse, curadora de la exposición:

«Apesar de você amanhã há de ser outro dia», aquellas palabras resonaban en las calles de Brasil en 1970 durante la dictadura militar. Esta canción, llena de mensajes y significados implícitos, fue compuesta por Chico Buarque (Río de Janeiro, 1944), guitarrista, compositor y poeta brasileño, cuya música reaccionó en esa época contra la opresión militar. Por alguna razón, esta melodía vuelve a estar presente en estos días.

La historia se repite. Cuanto más cambian las cosas, más se mantienen igual. El mundo parece desmoronarse a manos de un vicioso sistema capitalista, una negligencia política a escala internacional y, más recientemente, un virus mortal. Cada día, sufrimos devastaciones económicas, políticas, ambientales y sociales que crean condiciones abrumadoras e inaceptables. Sin embargo, en este tenso contexto mundial, las personas están levantando sus voces e uniéndose a los movimientos sociopolíticos que defienden la libertad de expresión, el feminismo, el antirracismo y el activismo ecológico. Una nueva generación está conectada tanto a las ideas pasadas como a las presentes para desmantelar las estructuras de poder arraigadas, encontrar métodos alternativos y construir sistemas más justos, así como nuevas formas de pensar.

En los últimos años, Brasil ha sido sometido bajo el liderazgo de un gobierno ultraconservador de extrema derecha con una agenda destructiva representada por el Presidente Jair Bolsonaro. Desde su investidura en 2019, el país ha vivido bajo amenazas y discursos de odio que han dado lugar a una peligrosa escalada de violencia, censura cultural, invasiones de reservas indígenas, deforestación de la Amazonia, homofobia, y la lista continúa… Como resultado, una gran parte de la población ha expresado su ira: denunciando, criticando y luchando contra este poder opresor. En las calles, en los espacios culturales, en la esfera pública y en la privada, se han movilizado utilizando palabras, poesía y acciones.

Esta exposición participa en esta dinámica, reuniendo a un grupo de artistas de Brasil que actualmente están radicados en Francia. A través de la pintura, la escultura, el dibujo, la música y el performance, responden a la imposición del poder utilizando sus propias estrategias poéticas. La exposición es también una invitación a subrayar la importancia de crear espacios colectivos para debatir cuestiones que nos segregan, con el fin de superar las tácticas de «divide y vencerás» del poder patriarcal, colaborando y apoyándose mutuamente hacia formas creativas de resistencia y solidaridad. Esto nos permite ganar nuevas perspectivas y crear un movimiento más fuerte para el cambio social. Después de todo, la forma en que nos relacionamos se define por la forma en que entendemos y promulgamos nuestras responsabilidades con los demás.

Cuando las políticas tóxicas asedian a nuestras sociedades y a nosotrxs mismos, como ciudadanxs e individuxs, el diálogo deliberado es una herramienta fundamental que puede utilizarse para reconstruir la confianza y compartir nuevas perspectivas. Estas dinámicas pueden ser atestiguadas en el período de incertidumbre que estamos enfrentando. Cincuenta años después, la nostálgica melodía “Apesar de você” de Chico Buarque nos recuerda un pasado que nuevamente está presente y al que debemos resistir.